Recuerdo mientras estudiaba derecho civil en tierras tarraconenses como mi mirada y mis manos fijaban sus propios pensamientos en una libreta a parte proyectando un inmenso hall de una inexistente vivienda.  Era final de carrera, de derecho, con resultados satisfactorios y un prometedor futuro, sin embargo, mi sueño, mi verdadero sueño hasta ahora no se ha hecho realidad.

A los 6 años gané mi primer premio de dibujo. Era del Club Maginet de Walt Disney. Pero reflejaba mi verdadero fondo, mi principal yo. Mis trazos, mi espacialidad, mi geometría, mi capacidad por saber elegir las piezas determinadas, también de abstracción de lo concreto para encontrar la esencia que nos lleva, ineludiblemente, a los sentidos, a la belleza global.

Si, acabé derecho. Trabajé y muy bien, por cierto, en el mundo empresarial. Viajes, contactos, reuniones, momentos de alegría y otros de mayor frustración… hasta que un día, con motivo y sin motivo, llegó mi momento.  No volví a empezar nada, porque todo estaba iniciado. Simplemente todo en mi me dirigía a encontrar, realizar todo aquello que conmoviera los sentidos. Y así lo hice. Con la edad que tenía, ideal, pasé nuevamente por la universidad, por etapas de formación y desarrollo que me han llevado al punto donde hoy me encuentro, otra persona, otro pensamiento, otra manera de actuar, de crear, de inventar, de ilusionar, de perfeccionar.  Y todo englobado en la palabra ARTE. En mayúsculas. Super mayúsculas. Me encuentro en un punto de inicio. En una brújula que me orienta hacia diferentes puntos cardinales que, sin olvidar el norte del equilibrio, me permite en todas estas áreas que son mi fuente de inspiración.

Global Art es justamente esta fusión de las diferentes etapas del arte que me han permitido buscar y encontrar la belleza total.

Soy CREADORA DE PASTELES. Si, creaciones de arte efímero, fungible, que te permite decorar, finalizar, para que sea belleza en todas sus dimensiones. Los sentidos disfrutan de una escultura culinaria.

Soy CREADORA DE ESPACIOS. Si, de rincones, de momentos a capturar que transmiten armonía que te permite circular por el espacio, que te envuelve, que recibe, que abriga, que facilita que quien venga quiera quedarse. Espacios para ser olidos, tocados, observados, completados con música, con naturaleza, ilustrados… los sentidos vuelven a estar presentes.

Soy ESTILISTA. Si, de moda y de más… para que tu día a día te permita moverte por tu casa, en el trabajo en tu vida de forma adecuada. El estilismo lo es todo, empieza por uno mismo y acaba en nuestro hogar en nuestro mundo laboral, de ocio y diversión.

Soy, en definitiva, una amante y adicta al ARTE. Motor de creaciones, hago realidad deseos y satisfacciones.  Encuentro, diseño, decoro, creo, combino, optimizo, realzo, cambio, reestructuro, entrego y además, conmuevo tus sentidos.

shutterstock_130269215Arte es, simplemente, Arte.